Archivo de marzo de 2012

LA NACIÓN Y CLARÍN FRENTE A LA VIOLENCIA POLÍTICA 1976-1980. DOS CASOS DE PERIODISMO HERMESIANO‏

En la actualidad, y para beneficio de la sociedad en su conjunto, se ha vuelto a discutir el papel de los medios en el escenario político nacional. En mi caso, ha sido una inquietud para la investigación desde hace bastante tiempo. Recuerdo que en 1998 en oportunidad de consensuar un nuevo proyecto de investigación desde la Facultad de Periodismo y Comunicación Social (UNLP), intercambié opiniones con el entonces secretario de investigación de la facultad. En dicha conversación procuré argumentar a favor de la importancia y utilidad de un examen del rol de los diarios de cara a la última dictadura militar. Producto de esa indagación se pudo apreciar que los medios habían contribuido en la interrupción de la vida institucional del país (c. Díaz, 2002). Exploraciones ulteriores posibilitaron establecer una suerte de taxonomía acerca del rol asumido por los diarios. En consecuencia se puede decir que existieron tres tipos de posicionamientos, a saber: los denominados “prensa de la dictadura” –Convicción (M. Borrelli, 2008 a) y luego del 25 de mayo de 1977, La Opinión-; los socios –teniendo en cuenta la constitución de la empresa Papel Prensa S. A. con participación de La Nación, La Razón, Clarín y el Estado Nacional- y, finalmente, los no socios –La Prensa, The Buenos Aires Herald y El Día-.

Continuar leyendo…
Periodismo Hermesiano Tato Diaz

«Bienvenidos estos intelectuales por abrir el debate y para que se desenmascaren»

La Plata. El intelectual y docente de la facultad de Periodismo de la UNLP, así se refirió al manifiesto sobre Malvinas realizado por intelectuales que «buscan exteriorizar su posición antigubernamental», según señaló en entrevista radial.

El Historiador y Doctor en Ciencias de la Comunicación tomó con agrado la suma de nuevas voces dándole la bienvenida «para abrir el debate y para que se desenmascaren. Porque son ellos los que logran salir siempre en los grandes medios, la televisión, las cámaras, los micrófonos de los grandes multimedios, así van a hablar solitos y no van a poder sostener lo que están diciendo»

Díaz dijo «este manifiesto no se puede sustraer de la creación del Instituto Dorrego, que con su más y sus menos, los hizo poner muy incómodos a estos intelectuales. Se han despojado de sus mascaras y ya están en oposición a todo lo que haga el gobierno actual. Ese es el cuidado que hay que tenerles, después la gente sabrá».

Luego, «Tato» Díaz resaltó «el tema de las Malvinas es una causa nacional y no se puede apelar ahora a decir que hace 200 años los kelpers están allí. Son población trasplantada porque en el `33 cuando vinieron los ingleses había una población, había un gobernador que pertenecía a las Provincias Unidas del Río de la Plata. Están a expensas de que nos sacaron a patadas a nosotros».

Mas adelante, el intelectual platense recordó la historia de los gauchos encabezados por Antonio Rivero «que eran esquiladores pero sentían la Patria como la siente la gente más humilde. Ellos sostenían que eran parte de las Provincias Unidas y fueron sometidos a un juicio por parte de los piratas, primero en las islas, luego en Inglaterra y después los devuelven a la Banda Oriental por que se daban cuenta que no lo podía condenar, el hombre tenía razón, ellos eran los usurpadores».

«Al Gaucho Rivero lo dejan en Montevideo y para gloria de este hombre muere en la Vuelta de Obligado en 1845 y la Academia Nacional de la Historia aun le sigue retaceando su lugar como héroe como mártir de tantas batallas y de nuestra larga historia, porque es un gaucho y porque estaba defendiendo, en ese momento, lo que para ellos puede ser el rosismo», concluyó Cesar «Tato» Díaz.

Fuente: http://www.cadenaba.com.ar/nota.php?Id=6625

Nos/Otros y la Violencia Política 1974-1982

Nos/otros y la violencia política (1974-1982) es el resultado de dos proyectos de investigación consecutivos desarrollados entre 1998 y 2006, dato que esclarece los criterios de selección del corpus de estudio y el corte cronológico abordado. A lo largo de los capítulos analiza el discurso editorial de tres diarios destacados, The Buenos Aires Herald, La Prensa y El Día, desde la muerte de Perón hasta el inicio de la Guerra de Malvinas frente a la violencia política, involucrando en esta problemática a las acciones de las organizaciones armadas (de derecha e izquierda) y las prácticas genocidas instauradas por el estado terrorista.

La trilogía, en su condición de actores políticos, conforma lo que César Díaz y su equipo califican como no socios del Estado en la empresa Papel Prensa S. A.; esta circunstancia, a su entender, entre otras condiciones de producción de estos relatos influyó en sus posicionamientos institucionales, los que puestos en circulación en el espacio público incidieron en la construcción de representaciones sociales sobre el otro enemigo (los subversivos, la campaña antiargentina) y sobre las del proceso, los desaparecidos, los organismos de derechos humanos, entre otros.

El examen de la columna de opinión por excelencia de los matutinos, permite identificar continuidades y rupturas en los enunciados, reconocer particularidades en cada uno de los medios y concluir que en una coyuntura tan compleja y excepcional el discurso periodístico también sufrió mutaciones, característica que es calificada como periodismo pendular. Por último, el libro advierte que muchos de los mitos instaurados en el imaginario colectivo acerca de la actuación de los medios merecen una revisión profunda.

Combatiendo la «Ignorancia Aprendida»

Si quiere comprar el libro: http://goo.gl/cg9at3

 

El libro de César Díaz propone una relectura de los controvertidos y violentos años de la autodenominada «Revolución Libertadora» 1955-1958. El enfoque está centrado en la célebre revista política Qué Sucedió en 7 días y, en forma particular, en los artículos rubricados por Arturo Jauretche. El rescate periodístico del comprometido pensador argentino permite verificar su claridad de conceptos, en un contexto histórico adverso para el destino de la Argentina, regido por el predominio de fuertes políticas censorias instrumentadas desde el gobierno de facto. Aspecto que extrañamente los estudiosos del período abordan de forma tangencial.

El autor se apoya en categorías analíticas con la finalidad de develar el discurso que utilizó el escritor linqueño en la comunicación con sus compatriotas a través de la secuencia periodística. Es de subrayar que Jauretche llevó a cabo esta infatigable tarea en primera instancia, desde el exilio y una vez en el país, bajo persecuciones e incluso, tolerando la «incomprensión» de muchos antiguos compañeros de militancia popular.

El estudio no solo aproxima al lector a una mirada comunicacional del día a día de esa luctuosa etapa de proscripciones, sino que le da la posibilidad de encontrar testimonios contemporáneos a través de las entrevistas a actores sociales que actuaron, compartieron y/o vivieron los acontecimientos analizados por el «francotirador nacional», según lo definiera Félix Luna. Como epílogo de la obra el autor desea compartir la totalidad de los artículos publicados en el semanario porque considera que la lectura íntegra de un artículo dispara hacia múltiples caminos en el conocimiento de la etapa examinada. De esta manera, la colección «Pensamiento Nacional» -dirigida por Díaz-, proporciona nuevos saberes para una mejor comprensión del presente.

 

Intelectuales y Periodismo

Este estudio pretende reconsiderar y reubicar, en la modernidad rioplatense, el primigenio periodismo virreinal a partir de nuevos elementos de análisis. El autor se aboca a dar cuenta, por un lado, de la inexistente función que representa el cuarto poder finicolonial para los historiadores del período y los escritores del periodismo en general. Por otra parte, lo examina como eje fundacional de propagación, no sólo de las ideas modernas, sino también como núcleo de los primeros debates públicos de la región.

Asimismo, César Díaz introduce la noción de «intelectual» para calificar a los periodistas vernáculos que, bajo la influencia de Manuel Belgrano, tendrán un valiosísimo instrumento para divulgar sus pareceres. En suma, es este un libro que conjuga la función del periodismo, de los intelectuales y la novedosa costumbre de debatir públicamente.

CESAR LUIS DIAZ es Profesor en Historia egresado de la Facultad de Humanidades y Ciencias de lo Educación de la Universidad Nacional de La Plata. Actualmente es doctorando en Comunicación por la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la misma Universidad, donde también se desempeña como docente-investigador de lo cátedra Historia del Periodismo y las Comunicaciones en la Argentina y codi rector del Programa de Comunicación, Medios y Periodismo. Es director de lo Colección de Historia Argentina de la Editorial de la Universidad Nacional de La Plata (EDULP) y asiduo concurrente a congresos y conferencista. Ha ganado becas y concursos, siempre estudiando las problemáticas de los medios desde una perspectiva histórica – comunicacional. Autor de diversos artículos científicos y de divulgación en publicaciones nacionales e internacionales, entre sus libros se destacan: La cuenta regresivo. Lo construcción periodística del golpe de Estado de 1976; Una mirada periodística sobre la cotidianeidad platense (1882-1900); y La Plata. Paseos públicos. Sociabilidad y ocio en lo prensa (1882-1900).

La Cuenta Regresiva

El libro de César Luis Díaz propone una relectura de los controvertidos y violentos años 70 desde el punto de vista de los más importantes periódicos de aquel momento. El autor, un estudioso del periodismo argentino, analiza en esta obra los espacios institucionales de los medios gráficos, la tumultuosa relación PEN-prensa, los riesgos que entrañaban el ejercicio de la profesión. Su aporte lo constituye la inclusión de la opinión de los actores políticos.

Es de destacar que esos innumerables testimonios cobran vida en los ricos relatos que permitieron al autor la reconstrucción del universo de las prácticas y ámbitos de lectura en lugares de militancia, universidades e, incluso, en las cárceles. Si ho\ lo habitual es la lectura individual del diario, en la década estudiada era también moneda corriente la lectura colectiva. liste particular enfoque nos devuelve un escenario donde la información periodística era el insumo imprescindible para aquella sociedad politizada.

Asimismo, Cesar Luis Díaz, apoyándose en categorías analíticas —producto del ámbito académico de donde proviene—, procura aproximarse a la secuencia periodística en la que los distintos medios articularon, tanto con «elementos dichos» como con «elementos no dichos», su inquietante visión de la realidad sociopolítica de aquellos violentos años que tuvieron su corolario en el último golpe de Estado.

Finalmente, La cuenta regresiva ofrece a los lectores un minucioso examen de La Nación, La Prensa, La Opinión, El Dia, Clarín, La Razón y The Buenos Aires Herald durante el mes de marzo de 1976, con el propósito de que los mismos incorporen nuevos elementos de juicio para responder al apotegma «cada sociedad tiene los medios de comunicación que se merece».

El historiador César Luis Díaz se desempeña en la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad Nacional de La Plata como director de distintos proyectos de investigación, enmarcados en el Programa de Incentivos. Es Profesor adjunto de la Cátedra de Historia del Periodismo y las Comunicaciones en la Argentina y codirector del Programa Periodismo, Medios, (Comunicación y Política).

Leer Estudio Preliminar

La Plata: paseos públicos, sociabilidad y ocio en la prensa

¿Cuántas veces se ha dicho que nada mejor que la historia para intentar comprender el presente? La Plata. Paseos públicos… no es la excepción, ya que resulta imposible pensar en ese sueño urbano «fundado» en 1882 y su postergada concreción aun en la actualidad.

«Los autores analizan en este libro aspectos del ocio y de la vida cotidiana de los platenses en las dos primeras décadas posteriores a la fundación de la ciudad. Como es sabido, La Plata nace en 1882 al amparo de la clase dirigente de la denominada ‘generación del 80’ en momentos de euforia económica y de utopías de crecimiento indefinido sustentadas por quienes viven felices al amparo del poder político y social que sustentan. ‘Surgida de la nada’ en la llanura bonaerense, señalan poco después de su fundación. Modelo de urbanismo finisecular. organizan su planta como ciudad administrativa, de residencia y centro cultural», explica en el prólogo Ricardo Rodríguez Molas. Haciendo hincapié en la prensa, Díaz, Giménez y Passaro nos muestran, minuciosamente, los hábitos y ámbitos sociales que marcaron los últimos años del siglo XIX en nuestra ciudad: el Paseo del Bosque, la Isla Santiago, Plaza Moreno son sólo algunos de los rincones platenses mencionados en este trabajo; rincones que fueron, y siguen siendo, testigos de una ciudad que habitamos como lo que es: nuestra casa.

Una Mirada Periodística sobre la Cotidianidad Platense (1882-1900)